Computación al extremo de la Red: convierte en misión crítica la Sala de Servidores

El gasto en Internet de las Cosas (IoT) alcanzará los $ 1.3 trillones en 2020, y el procesamiento del 43 por ciento de estos datos estará en la computación al extremo de la red, según las proyecciones de IDC. El número de «cosas conectadas» alcanzará los 30 billones en 2020 y saltará a 80 billones en los próximos 25 años, predice la firma de investigación. Esta demanda del mercado está impulsando la necesidad de nuevas soluciones como la computación al extremo de la red o ‘edge computing’.

Oscilaciones de péndulo

Históricamente, el punto de acceso principal de TI ha oscilado entre el foco en un modelo centralizado y uno descentralizado. Comenzó con la informática mainframe centralizada, luego se trasladó a redes descentralizadas cliente-servidor, y luego de vuelta a un modelo centralizado a través de la nube. Ahora, el momento para que el péndulo oscile de vuelta a un modelo descentralizado ha llegado en forma de ‘computación al extremo de la red local’.

Como ahora se requieren infraestructuras de TI que apoyen a aplicaciones y dispositivos conectados al IoT – con diferentes requisitos de las aplicaciones de TI tradicionales, como el correo electrónico y las aplicaciones de productividad – el modelo descentralizado se volverá crítico.

Esto no significa que la nube se va. Continuará manejando cantidades masivas de datos de aplicaciones de TI tradicionales y gran parte de nuestros datos para la ciencia de datos se manejarán allí, pero se reservará para los datos que no requieren atención inmediata o tienen necesidades diferentes de las aplicaciones tradicionales. Sin embargo, cualquier cosa que requiera decisiones en tiempo real, como dispositivos médicos inteligentes que monitorean a los pacientes y transmiten información al personal de salud, es probable que se manejen en la computación al extremo de la red.

Definiendo la computación al extremo de la red

Pero, ¿qué es exactamente la computación al extremo de la red, y por qué los datos deben procesarse allí? En pocas palabras, dentro de sus implementaciones híbridas de TI, la computación al extremo de la red local crea un puente de alto rendimiento para su nube pública y / o privada que se encuentra fuera de sus instalaciones, y para los centros de datos corporativos locales ubicados en sus instalaciones y sus implementaciones locales de TI dentro de las instalaciones. La nube centraliza el procesamiento y almacenamiento de datos, pero a medida que las empresas se embarcan en implementaciones de IoT, muchos se han dado cuenta de que esta centralización tiene sus limitaciones y que hay ciertas aplicaciones a las que simplemente no pueden soportar adecuadamente.

El IoT tiene como objetivo vincular a cualquier dispositivo o persona que se pueda conectar a través de una red, para generar un flujo continuo de información que ayude a las organizaciones a reducir sus costos operativos, aumentar los ingresos o mejorar las experiencias de los clientes.

Eche un vistazo a este video para aprender más sobre la computación al extremo de la red.

La computación al extremo de la red es necesaria porque muchas aplicaciones IoT requieren una combinación de latencia extremadamente baja, gran ancho de banda o manejo estricto de datos. Tomemos, por ejemplo, la industria minorista:

Para mejorar el tráfico de personas en ubicaciones físicas (tiendas), los minoristas digitalizan la experiencia del cliente mediante la implementación de señalización digital, billeteras digitales, realidad aumentada y probadores de ropa inteligentes, mientras que al mismo tiempo optimizan su estructura de costos mediante la digitalización de sus cadenas de suministro. Si los datos utilizados por estos sistemas tienen que viajar cientos o miles de millas hasta un centro de nube centralizado, la latencia que experimentan afectará dramáticamente la experiencia en la tienda de los clientes que el minorista está tratando de ofrecer.

Esta es la razón por la cual la computación al extremo de la red ha cobrado impulso. Crea una red de puntos de acceso locales que procesan datos lo más cerca posible de la persona o cosa, reduciendo o eliminando en gran medida los problemas de latencia, ancho de banda y manejo de datos.

Por lo tanto, a medida que avanzamos en el nuevo y valiente mundo del IoT y de la computación al extremo de la red, veremos una combinación de nube, centros de datos regionales y la computación al extremo de la red local que idealmente trabajarán en armonía para producir mejores resultados comerciales y traer Certeza en un mundo Conectado. Cuáles serán esos resultados dependerá de cada compañía individual, pero la optimización de los procesos operativos, el aumento de los ingresos y la mejora de la experiencia del cliente suelen ocupar un lugar destacado en la lista. Cualquier empresa que busque aprovechar la tecnología IoT necesita comprender la computación al extremo de la red y determinar dónde este enfoque descentralizado aportará nuevas eficiencias a sus operaciones.

Para obtener más información sobre la computación al extremo de la red y sus aplicaciones para empresas, lea este descargable gratuito, «Los motivadores y beneficios del Edge Computing».

Sea un Socio Comercial APC y tenga beneficios exclusivos. Registrarse en nuestro portal!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.